Derbi por todo lo alto para abrir boca (75-69)

NoticiasNoticias Destacadas

Written by:

El choque jugado en Magariños correponde a la primera jornada, pero por lo visto, podía haber sido de las últimas, ya que ambos equipos ofrecieron un gran espectáculo. Mucha emoción, mucha tensión, algo de polémica y una importante victoria por 75-69.

El primer cuarto arrancó con Movistar Estudiantes muy enchufado y anotando con bastante facilidad, lo que le permitió controlar el marcador en esos primeros minutos. Pero pronto llegaron los problemas y Laboratorios Ynsadiet Leganés se hizo con el ritmo del juego y del marcador.

De un 10-8 se pasó a un 10-16 y además con problemas de faltas para Judy Jones, pieza clave de estas Women In Black. Además, el tiempo muerto pedido por Alberto Ortego no funcionó, y las visitantes cerraron el primer cuarto con un 19-27 a su favor. Tocaba mejorar en defensa.

Y desde la defensa llegó la reacción de Movistar Estudiantes en el inicio de segundo cuarto, con un parcial de 6-0 para el 25-27. El cuarto iba de parciales, ya que al inicial le continuó otro de Leganés al que volvieron a responder las Women In Black. La igualdad era evidente, aunque un poco menos con el triple sobre la bocina de la visitante Tate, que puso un 37-43 que enfrió un poco el Magariños.

Ese triple final pareció dejar muy tocado a Movistar Estudiantes, que al inicio del tercer cuarto recibió un 0-7 en contra. El 37-50 dejaba las cosas bastante complicada. Alberto Ortego pidió tiempo muerto, y visto lo visto después, su eficacia fue total. Las colegiales se pusieron manos a la obra en defensa, y a partir de ahí el juego en ataque mejoró. El parcial a favor crecía y crecía, hasta el punto de llegar a un 15-0 que ponía el 52-50 arriba.

A partir de ahí, máxima emoción y tensión hasta el final. Las Women In Black no dejaban escabar su liderazgo en el marcador, pero Leganés tampoco daba su brazo a torcer. 58-54 al final del tercer cuarto.

El último cuarto arrancó con un 0-4 en contra, lo que no puso a las Women In Black nerviosas. Lideradas por Aitana Cuevas y Laura Marcos, las de Alberto Ortego vivieron uno de sus mejores momentos ofensivos, poniéndose con un 69-60 arriba tras el triple de la base de Ponferrada.

Pero todavía quedaba mucha tela que cortar y mucha emoción que vivir. Varias faltas en ataque complicaron el partido, y Leganés se puso a solo dos puntos (71-69). Un rebote ofensivo con canasta de Aitana Cuevas volvió a dar mucho aire, y la defensa, con debate de los árbitros y la mesa por la posesión de por medio, acabó de decantar el partido a favor de Movistar Estudiantes. Y los dos tiros libres de Irene San Román dejaron el 75-69 definitivo.

Texto y foto: Gabinete de Comunicación del Movistar Estudiantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *